ANIMALES ACUÁTICOS DE LAGUNAS

 

Los hàbitats de agua dulce pueden dividirse en dos tipos principales: de agua estancada, lagos y pantanos, y de agua corriente, ríos, arroyos y manantiales.

 Las comunidades biológicas de los hàbitats de agua dulce son en general mejor conocidos que las aguas saladas, y muchos de los ejemplares utilizados en las clases de biología son animales de agua dulce como amibas, hidras, planarias, cangrejos y ranas.

Geográficamente se reconoce que la diferencia entre un lago y una laguna, es que estas ultimas tienen una relación física con el mar, por lo que al menos, una zona de la laguna posee condiciones salobres, es decir, se combinan las aguas saladas y las dulces, generándose un ambiente peculiar que soporta una fauna muy especial.

Dado que las lagunas se ubican en las regiones tropicales, resulta que la flora y fauna que les acompaña resulta abundante y diversificada. Basta acercarse a las orillas de una laguna para percatarse de la existencia de cangrejos, ninfas de caballitos del diablo, gusanos, caracoles, moscas y mosquitos.

Entre los vertebrados que mas sobresalen están las serpientes acuáticas, tortugas, ranas e incluso cocodrilos. Sin embargo, son las aves más conspicuas de las especies que habitan las lagunas, siendo los pelícanos, garzas, muchos patos, martines pescadores y flamencos. Estas últimas aves  erróneamente se han conocido como flamingos  y estos se alimentan en las aguas someras por medio de un singular sistema de filtración.

En el pico curvado poseen diminutas barbillas formando una malla. Con rítmicos movimientos de la cabeza, el pico y la lengua fuerzan al agua a atravesar las barbillas donde queda atrapado su alimento. Sorprenden estos animales por la fantástica colaboración con su plumaje, el cual es resultado de sus hábitos alimentarios, y también la fabricación de sus nidos, los cuales los constituyen con lodo.


arrow1.gif (15800 bytes)                home02.gif (8328 bytes)                              ah2.gif (17104 bytes)